Seguridad en paso por curva

Publicado por El Japones Errante en

Dentro del mundo de la moto hay gustos para todos, pero lo que realmente le gusta a la mayoría de riders es disfrutar de una buena carretera  virada, echándonos de lado a lado. Pero el problema está cuando estas curvas no las entramos de manera correcta y nos pueden dar un disgusto, a nosotros o al que viene enfrente.

En esta entrada quiero dar mi punto de vista, apoyándome en el guión de un artículo que leí en la revista Motociclismo.es, acerca de cómo disfruto o sufro este tipo de carreteras.

Evidentemente debemos tener presente que todo depende del tipo de vehículo lleves, pues si vas en un coche por estas carreteras vas continuamente peleando con el volante en cada giro, mientras que si lo haces en una moto, todo es más fluido y los vaivenes nos recuerdan más a un baile, distinguiendo claro está, nuestro tipo de moto. Pero lo más importante sin lugar a duda es adecuar nuestra conducción al tipo de carretera, a su estado y al tráfico existente, pues estos parámetros nos presentarán más o menos peligros en nuestras rutas.

CÓMO TOMAR LAS CURVAS DE MANERA SEGURA.

Cuando estamos entre curvas manejamos una cantidad de fuerzas o inercias que hacen que nuestra moto se vuelva más o menos segura. Por ejemplo:  justo antes de entrar en la curva, deberíamos ir ajustando la velocidad al giro que tenemos que dar, bien soltando gas o frenando. Todo el peso o la inercia se encuentra en la rueda delantera, por lo que lo más seguro para evitar esta sobrecarga es comenzar a acelerar nada más comenzar la inclinación, de manera suave, constante y uniforme. Con ello conseguiremos transferir buena parte de esa inercia a la rueda trasera y así evitar que si existiese algo en el asfalto que nos pueda hacer deslizar la goma delantera (agua, gravilla, etc) nos vayamos al suelo de manera casi automática, un deslizamiento con la rueda trasera es menos peligroso que con la rueda delantera.

Esta teoría la aplicaremos en cualquier tipo de curva y ya sé que no es fácil, pero os puedo asegurar que una vez la tengamos interiorizada, veréis que vuestra conducción en curva es mucho más rápida y segura.

Vamos a ver los distintos pasos por curva.

CURVAS DE DERECHAS

Cuando entramos en una curva de derechas lo que nos vamos a encontrar es, en muchas ocasiones, una curva ciega en la cual deberemos ajustarnos lo más posible al centro de la carretera (en caso de sentido único) o a la izquierda de nuestro carril (en caso de doble sentido). De esta manera podremos atrasar nuestro punto de entrada (momento en el que comenzamos a tirar la moto hacia el ápice o punto más interior de la trazada) y asegurada así una salida rápida y limpia, o sea, con margen para no invadir el carril contrario.

Esta es la teoría, pues luego en la práctica, yo personalmente, suelo tomar este tipo de curvas por el centro de mi carril, en previsión a encontrarme otro vehículo en dirección opuesta y que vaya invadiendo mi carril. –mi conducción suele ser a la defensiva, esto es, te imaginas todo lo malo que puede pasar y te preparas por si ocurre. Quizás no sea la manera ideal para disfrutar al máximo, pero os aseguro que es la más segura.

CURVAS DE IZQUIERDAS

En este tipo de curvas lo más peligroso es la salida, pues dependiendo de cómo tomemos la entrada podemos salirnos abiertos e irnos hacia el arcén, al prado o peor aún el guardarraíl. Ojo también con los arcenes pues suelen estar bastante sucios y podemos patinar o pinchar.

La teoría dice que debemos iniciar la trayectoria desde el lado más externo de la curva (derecha de nuestro carril), retrasando el punto de entrada lo máximo posible para ver por dónde irá nuestra trayectoria. Dando más o menos gas, para abrir más o menos la trayectoria de salida. Siempre dentro de nuestro carril.

Como en la curva anterior, yo personalmente nunca llego a los extremos de dentro, pues siempre puedes encontrarte alguna sorpresa. Cierto es que normalmente este tipo de curvas te permite ver  si viene o no alguien en dirección contraria, pero ya me ha pasado en alguna ocasión ver como el vehículo que viene enfrente invade de manera abundante mi carril y si vas un poco justo, el susto puede ser gordo. Para ello pongo más atención en dejar un espacio de seguridad con la mediana de la vía y tampoco ir al máximo de mis posibilidades pues siempre puede ocurrir cualquier cosa o encontrar algo en el asfalto y hay que tener margen de maniobra de seguridad.

Blog Polux Criville
CURVAS ENLAZADAS

En este tipo de curvas lo más importantes es comenzar bien con la primera trazada, pues a partir de ella tomaremos mejor o peor las siguientes. Salir demasiado abierto de una curva nos obliga a cortar gas y rectificar, por lo que entraremos peor en la siguiente y ya no haremos la mejor de las trazadas, además de llegar a la misma con una velocidad inadecuada.

Si además le aplicamos mi forma de conducir, lo ideal es hacer que desde el primer giro estemos concentrados en la curva que estamos y llegar con el espacio y la velocidad adecuada para seguir abriendo gas y así conseguir que la moto tenga más grip (agarre del neumático al asfalto).

Fuente

Revista Motociclismo.es

Categorías: Asfalto